operador para puertas batientes automático

Operador electromecánico para puertas batientes ED 100

Sin esfuerzo, con seguridad y de forma autónoma

El operador automático para puertas batientes DORMA ED 100 satisface un gran número de demandas y requerimientos. Gracias a su tecnología electrónica avanzada, disfruta de todas las comodidades y facilidades de uso, mantenimiento e instalación.

El microprocesador incorporado con autoaprendizaje garantiza la máxima seguridad y control y con sus diferentes modos y funciones podrá abrir y cerrar las puertas de forma automática. Todo ello con un diseño elegante, compacto, de mínimas dimensiones y servicio de bajo consumo de energía.

Solicitar información

Características del operador automático para puertas batientes DORMA ED 100.

  • El operador electromecánico para puertas batientes con un peso hasta 100 kg y un ancho de paso de 1,100 mm. Puede ser instalado en el lado de bisagra o en el lado opuesto de bisagra.
  • Aparte de la cubierta, DORMA también ofrece un módulo selector de hojas integrado, fácil de montar y sin mantenimiento.
  • Con la ayuda de la tarjeta DORMA Upgrade, se pueden ampliar las funciones del sistema. La unidad “slimline” ofrece una gama de modelos operativos que permite que la puerta se abra a través de un operador cuando sea necesario y de modo manual cuando no lo sea.

Detalles técnicos del operador automáticos para puertas batientes DORMA ED 100.

  • Sistemas de control de los efectos del viento que evita la pérdida de aire caliente y frío.
  • El TMP (Temperature Management Program) alarga el ciclo de vida del operador, probado para 1.000.0000 círculos.
  • Fácil abertura manual
  • Operador electromecánico silencioso.
  • Estándares: DIN 18650, DIN 18263-4, EN 1154, ANSI 156.10, ANSI 156.19 BS7036

Detalles del producto

Damos particular importancia a reducir la cantidad de material utilizado. Y en este caso, hemos empleado casi un 40% menos en comparación con nuestra generación anterior de operadores electrohidráulicos.

El peso reducido y el sistema integrado de control que garantiza el funcionamiento a pesar de la actuación del viento, tienen un efecto positivo en cuanto a su distribución y a la pérdida de aire caliente y frío en edificios. Ambos reducen emisiones de CO2 innecesarias.

Productos relacionados